IBooks Author vs InDesign CS5.5 ¿Competidores o complementarios?

La solución presentada por Apple nos ha cogido por sorpresa. Era evidente que el mercado clamaba por una solución independiente, completa y asequible para la creación de contenidos editoriales en formato digital. Pero nadie esperaba una respuesta tan contundente. No sólo porque se trata de una herramienta de relativo fácil manejo que pone al alcance de cualquiera la publicación de libros multimedia –algo hasta ahora reservado en exclusiva a los mejores programadores– sino por su imbatible precio: GRATIS.

IBooks Author proporciona al usuario inexperto 6 plantillas a partir de las cuales crear un libro digital con avanzadas características multimedia, hasta ahora sólo vistas en aplicaciones propietarias. La facilidad de uso de la aplicación permite concentrase en lo más importante, el contenido, y los aspectos más técnicos quedan reducidos a un simple “arrastrar y soltar”.

iBooks Author

Indudablemente las plantillas proporcionadas por iBook Author tienen un aspecto inmejorable

Si bien es verdad que Apple dirige el producto a un colectivo a priori no profesional, la calidad del producto final y las posibilidades que aporta a un usuario avanzado son una “provocación” encubierta al resto de desarrolladores de software y, sobre todo, a los fabricantes de hardware. No hay que olvidar que, 2 años después del lanzamiento del iPad original, Apple sigue manteniendo una importante cuota de mercado, con más del 60% de las tabletas vendidas hasta la fecha. El resto del mercado lo ocupa una ingente cantidad de dispositivos con diferentes versiones de Android, distintas relaciones de aspecto (16:9, 4:3, etc), resoluciones de pantalla dispares y capacidades de proceso para nada similares. De hecho, es tan heterogénea la competencia que resulta complicado adaptar los contenidos para que se presenten de forma óptima en cada uno de ellos. Apple lo sabe y, por lo pronto, los nuevos libros, en formato .ibooks, serán compatibles exclusivamente con la plataforma de la manzana.

iBooks Author sólo puede instalarse en ordenadores Macintosh con la última versión del sistema operativo Mac OS X Lion (aunque ya hay quien se las ha ingeniado para instalarlo en Snow Leopard).

Existe, sin embargo, un gran pero: cualquier contenido creado en esta herramienta con fines comerciales deberá publicarse, EN EXCLUSIVA, mediante la plataforma de  Apple, iBookStore. Es decir, los archivos .ibook pueden distribuirse libremente –correo electrónico, descarga directa de una página web, lápiz USB– siempre que no se cobre nada por ellos. Por supuesto, el autor es el dueño legítimo del contenido, pero no de la obra final en formato .ibooks. Es como si un cantante graba con una discográfica una canción: la discográfica posee los derechos de distribución y comercialización de esa versión, pero el artista es libre de grabar esa misma canción en su casa o en otras discográficas y llegar a diferentes acuerdos con ellas.

Esta forma de explotación me parece justa: Apple provee a educadores y universidades de una herramienta maravillosa a cambio de nada. Crear material curricular altamente interactivo está, por fin, al alcance de cualquiera. Sin embargo, reclama sus derechos cuando hay fines comerciales. Y para asegurar la jugada, “ata” el formato a su plataforma, aumentando de esta manera la venta de sus tabletas. Es una estrategia agresiva pero, sobre todo, inteligente.

El formato de documentos producidos con la aplicación, con la extensión de archivo .ibooks,  es propietario. Se trata de una versión “evolucionada” y exclusiva del formato ePub. Es posible cambiar la extensión del archivo a .zip y descomprimirlo para observar una estructura casi idéntica a la de un ePub convencional. Sin embargo, utiliza etiquetas CSS no estándares y metadatos que tan sólo la aplicación de Apple puede interpretar correctamente. En resumidas cuentas, no es posible convertir un .ibooks en un ePub sin perder todas las características avanzadas que definen al primero.

Estructura de un archivo .ibooks. Como puede observar, es casi idéntica a la de un ePub convencional.

Estructura de un archivo .ibooks. Como puede observar, es casi idéntica a la de un ePub convencional.

InDesign CS5.5

La herramienta de Adobe sigue siendo la aplicación más utilizada para la creación de contenidos editoriales con salida impresa. La última versión ha añadido mejoras sustanciales que le permiten crear dos tipos de contenido digital: ePub, para obras en las que el texto es el principal protagonista (novela, ensayo) y revistas digitales, en las que el diseño de la página y la interacción del usuario son primordiales.

ePub

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que InDesign CS5.5 es la mejor herramienta del mercado para la creación de libros que requieren de múltiples canales de distribución: pueden imprimirse en alta calidad o exportarse en formato ePub con una edición final mínima y resultados profesionales. Existen flujos de trabajo ideados para minimizar tiempo y costes a la hora de integrar la nueva salida digital en un entorno de publicación convencional.

Y este es precisamente el punto fuerte de InDesign CS 5.5. Aunque el mercado del libro electrónico se está expandiendo de forma meteórica, a día de hoy su penetración sigue siendo anecdótica en comparación a la de sus hermanos de papel. La versión CS5.5 se dirige de forma descarada a este mercado, facilitando al editor la salida en los dos formatos a partir de un mismo original, manteniendo los costes controlados. Los diseñadores y maquetadores se sienten como en casa, y tan sólo necesitan conocer y adaptar su forma de trabajo para convertir de forma efectiva sus documentos.

El nuevo panel “Artículos”, la capacidad de anclar un elemento sin necesidad de modificar su posición en la página, la generación automática de la tabla de contenidos, la inclusión de etiquetas HTML y CSS en la definición de los estilos y la posibilidad de determinar un formato y resolución de imágenes específico para la salida en formato ePub permiten convertir con muy poco esfuerzo publicaciones diseñadas originalmente para una salida impresa en documentos ePub listos para ser distribuidos.

InDesign CS 5.5 añade todo un arsenal de herramientas para facilitar la exportación al formato ePub

InDesign CS 5.5 añade todo un arsenal de herramientas para facilitar la exportación al formato ePub

Un ePub puede visualizarse en casi cualquier dispositivo de lectura digital, con lo que aseguramos una distribución masiva de nuestras obras. Convertirlo al formato propietario de Amazon, .mobi, es un proceso rápido y efectivo.

Revistas digitales

La plataforma Adobe Digital Publishing Suite ha despegado con fuerza. Las mejores revistas del mercado que se comercializan en formato digital, entre las que cabe destacar Wired –pionera entre todas y una fuente de inspiración inagotable–, son un ejemplo de las capacidades de esta nueva herramienta. Cualquier usuario de InDesign CS 5 o superior puede descargar e instalar de forma gratuita los paneles que posibilitan la conversión de  documentos InDesign tradicionales al nuevo formato interactivo.

La salida final, en formato .folio, es también propietaria y cuenta, como en el caso de los archivos .ibooks, de un único canal de distribución propiedad de Adobe. Sin embargo, a diferencia de iBooks, la aplicación que posibilita descargar y utilizar este tipo de contenidos existe para los dispositivos de Apple y para la mayoría de tabletas Android del mercado. Y con total seguridad, cuando Microsoft presente su nuevo y flamante Windows 8 –primera versión del sistema operativo desarrollada con las tabletas en mente– Adobe tenga lista su aplicación para esta nueva plataforma.

Comparación entre los formatos .ibooks, .folio y .epub

A la hora de decidir en qué formato y plataforma distribuir sus publicaciones, tenga en cuenta la siguiente tabla. En ella recogemos una serie de características que creemos fundamentales para que su elección resulte fundada.

Característica .ibooks .folio .epub
Multiplataforma no (iPad) si si
Video si si si (depende del dispositivo)
Audio si si si (depende del dispositivo)
Pase diapositivas si si no
Objetos 3D si no no
Panorámica no si no
Contenido Web no si no
Botones no si no
Hipervínculos si si si
Modo nocturno no no si (depende del dispositivo)
Buscar texto si no si
Copiar texto si no si
Cambiar tipo de letra no no si
Aumentar tamaño del texto si (sólo en orientación vertical) no si
Incluir cualquier tipo de letra no (copyright) si si (sólo basados en Adobe Digital Editions)
Anotaciones si no si
Diccionario si (sólo inglés) no si
Formato propietario si si no
Orientación contenido vertical/horizontal si (automático) si (hay que crear una versión para cada orientación) si (automático)
Extensiones si (widgets) si (HTML/javascript) si (HTML/javascript)
Libre distribución si (sólo contenido gratuito) si (sólo contratos profesional y entrepise) si

¿Con qué programa crear sus libros?

En un principio conviene tener claro qué tipo de documentos vamos a crear y cuál es su público objetivo (referirse para ello a la tabla anterior). Deberemos también considerar, a la hora de escoger una herramienta de creación de contenidos, la posibilidad de múltiples formatos de salida: impresión, PDF, ePub, otros formatos digitales, etc. y cómo afectarán éstos en la producción y explotación comercial de los libros.

Y sobre todo, tener en cuenta que estamos viviendo una revolución de consecuencias inesperadas. No sabemos si habrá un formato que se establecerá como estándar ni si todos los dispositivos de lectura electrónica que se presentarán en el futuro serán compatibles con el mismo.

Así que lo más sencillo es abordar estas cuestiones para cada uno de los formatos.

ePub

En el caso de la creación de documentos en formato ePub, la cosa está clara. Adobe InDesign CS 5.5 permite convertir fácilmente libros destinados a imprenta en su equivalente electrónico con muy poco esfuerzo mientras que iBooks Author sólo contempla como salida su formato propietario.

Hoy por hoy, ePub es el formato que más puntos tiene para convertirse en el estándar del futuro. La inmensa mayoría de los lectores digitales soportan las especificaciones de la versión 2.0, y los más avanzados (lectores que se ejecutan en ordenadores y en tabletas digitales) ya están añadiendo características propias de la reciente especificación 3.0. Los lectores de libros electrónicos son compatibles con versiones anteriores del estándar, con lo que una compra realizada ahora será compatible con los dispositivos del futuro.

Es el formato ideal para novelas, ensayos y, en general, cualquier documento en el que el texto sea el principal protagonista. Los lectores más avanzados soportan también audio y video, así como características multimedia mediante la inclusión de código JavaScript.

Publicar un libro en ePub le facilitará la mayor audiencia posible. Es posible adquirir en el mercado un lector de libros electrónicos a partir de 79 €, por lo que es más fácil alcanzar una masa crítica que justifique el paso al formato digital de sus obras.

Adobe Digital Publishing (.folio)

Digital Publishing Suite es la versión 1.0 de un flujo de trabajo ideado por Adobe para adaptarse rápidamente al mercado iniciado en 2010 por Apple con la presentación del iPad. Se trata de una solución probada y viable, como queda demostrado por la ingente cantidad de empresas que lo utilizan para comercializar sus productos y la calidad y renombre de las mismas: Elle, National Geographic,  Reader’s Digest, The New Yorker, Vanity Fair, Vogue, Wired, etc.

Wired es un ejemplo de la calidad que se puede alcanzar con una publicación digital

Wired es un ejemplo de la calidad que se puede alcanzar con una publicación digital

El cliente tipo de Adobe Digital Publishing Suite es un profesional que necesita controlar hasta el mínimo detalle el diseño de una publicación, y que no puede dejar de lado la impresión convencional, motor actual de sus ingresos. InDesign pone a su disposición una batería de herramientas que le otorgan un control total sobre la composición: estilos anidados, capitulares, estilos GREP, características OpenType avanzadas, glifos para listas con viñetas, rejilla base… y un largo etcétera. La versión exportada en formato .folio será IDÉNTICA a la mostrada en pantalla.

Si queremos ofrecer la mejor experiencia de usuario, deberemos componer nuestra publicación dos veces, una para la orientación vertical y otra para la apaisada. Existen flujos de trabajo optimizados para que el proceso no acabe suponiendo una duplicidad de tareas. No obstante, siempre nos queda la opción de forzar una de las dos orientaciones, de manera que convertir una publicación existente al formato .folio sea una tarea sencilla: basta con ceñirse en exclusiva a la orientación vertical.

Adobe basa su formato en una imagen estática de la página a la que se superponen elementos multimedia, pero sigue trabajando para añadir nuevas e importantes mejoras, de forma que en breve dispondremos de características hasta ahora reservadas a formatos basados en HTML/CSS, como la selección del texto, consulta en diccionarios, anotaciones, marcas, búsqueda de contenidos, etc. En el caso de que queramos añadir a nuestras publicaciones las últimas mejoras, siempre podremos volver a exportarlas y publicarlas.

IBooks Author (.ibooks)

iBooks Author es la respuesta de Apple a la ausencia de herramientas de creación de libros digitales para usuarios noveles. Fiel a la tradición marcada por sus iAplicaciones, pone al alcance de cualquiera la creación de ediciones de aspecto y características profesionales por un precio simbólico, en este caso, 0 €.

El cliente tipo de iBooks Author es un usuario con escasas nociones de diseño que necesita publicar de manera rápida y sencilla contenido multimedia. El punto de partida es una de las 6 plantillas prediseñadas, con lo que, de momento, todas las publicaciones creadas con esta herramienta tendrán el mismo aspecto. No obstante, es posible modificar las plantillas existentes y modificar de forma sustancial el aspecto de una publicación.

Los documentos se trabajan en modo apaisado y la aplicación genera de forma automática una versión en formato vertical. En Adobe DPS, si queremos que el usuario pueda leer el contenido de la forma que crea más oportuna, tenemos que crear dos versiones del documento, una para cada orientación del dispositivo. Aunque a priori parece más efectiva la aproximación de Apple en cuanto a economía de tiempo, en la práctica el resultado final de la versión vertical autogenerada deja bastante que desear.

Conclusiones

Si bien es cierto que ya llevamos unos cuantos años utilizando dispositivos portátiles para leer libros en formato digital (¿alguien recuerda las agendas Palm?), la irrupción del lector Kindle de Amazon y, posteriormente, del iPad han sido los detonantes de la meteórica ascensión de lo que hasta ahora se consideraba un nicho de mercado.

Pero evitemos que los árboles nos oculten el bosque. Actualmente el negocio sigue siendo el papel, y sería descabellado apostar únicamente por la distribución de contenidos digitales. El principal lastre de esta emergente tecnología es la necesidad de desembolsar un mínimo de 79€ por un lector de tinta electrónica o más de 300€ por una Tableta. iBooks Author contempla únicamente la distribución digital a través de su plataforma, y el coste del iPad más asequible asciende a 479€.

Es de prever que la evolución del mercado irá en detrimento de la plataforma de Apple. Por supuesto, la compañía de la manzana seguirá vendiendo millones de productos con el sistema operativo iOS: iPad, AppleTV, iPhone, iPod Touch y los que tengan que venir. Pero no es menos cierto que los fabricantes de Tabletas se han puesto las pilas y están aquí para quedarse. Android no será, posiblemente, la plataforma más extendida, sino Windows 8 y sus futuras versiones. Las tres plataformas,  Android, iOS y Windows 8, convivirán en un futuro no muy lejano, y brindarán a los usuarios la capacidad de escoger entre multitud de fabricantes, calidades, tamaños y características. Para entonces sólo un formato estándar será el claro vencedor. Igual que que en su día el formato PDF se convirtió en estándar de facto para compartir documentos digitales, surgirá otro estándar, tal vez derivado de ePub 3 que, independientemente del dispositivo y del sistema operativo utilizado, será compatible.

Así que apostar iBooks Author y por su formato propietario, incompatible con los demás dispositivos e incapaz de generar contenido impreso de alta calidad, no parece la opción más adecuada para un profesional del sector. Sí que es la herramienta ideal para autores que decidan publicar sus contenidos exclusivamente en formato digital y, sobre todo, para educadores, escuelas y universidades que pretendan implantar el iPad como herramienta educativa y tengan como objetivo distribuir e intercambiar libremente publicaciones en formato .ibook.

InDesign, la aplicación más utilizada actualmente para componer libros, revistas, folletos y demás material impreso es la opción más segura y, a priori, que mayor salida comercial ofrecerá a nuestros contenidos en cualquiera de los formatos que puede generar. La plataforma DPS de Adobe, en constante evolución, y el enorme espaldarazo al formato ePub que ha supuesto la versión CS5.5 convierten a este programa en claro favorito para entornos de edición profesional.

, , ,
Entrada anterior
Reflexiones sobre el iPad
Entrada siguiente
Curso de creación de revistas digitales para iPad y Tablet PC con InDesign CS5/CS 5.5

Entradas relacionadas

Listas numeradas con texto ceñido a un objeto

Gracias a la estupenda gestión de listas –numeradas y con viñetas– que incorpora InDesign, ahora es más fácil que nunca embellecer nuestros listados y crear sangrías francesas (colgantes) con un solo clic de ratón. Sin embargo ¿qué sucede cuando el texto debe ceñirse a la forma de un objeto? Pues el resultado es descorazonador…

Leer Más

Editar un ePub creado con InDesign

InDesign, sobre todo desde la versión CS 5.5, es capaz de generar un ePub perfectamente válido a partir de cualquier documento si se aplican las técnicas necesarias. Sin embargo, para conseguir el ePub perfecto, controlar hasta el más mínimo detalle o, simplemente, mejorar el flujo de trabajo, será necesario editar el archivo generado. Puede parecer una tarea compleja, pero este tutorial le guiará paso a paso.

Leer Más

8 Comentarios. Dejar nuevo

Patricia Solans
26th enero 2012 1:38 am

¡Gracias por este artículo!

Responder

Si iBooks Author traspasa la frontera del iOS y salta a otros sistemas operativos, la producción de contenido seria tal que el formato ipub3 corriera peligro. Y no descartaría que estuvieran pensando en mantener sin embargo el ibook2 solo en ipad2.

Responder
    F. Javier Gómez Laínez
    27th enero 2012 12:16 am

    Pero como muy bien sabes, eso nunca sucederá. Recuerda que Steve Jobs consideraba Android un robo, y estaba dispuesto a llegar a la guerra termonuclear con tal de acabar con él. Y aunque Windows 8 esté a la vuelta de la esquina, el objetivo de Apple es vender iPads, no vender libros.

    Responder

agradezco este tipo de información (completa) soy nuevo en esto de la edición y este articulo me parece mas q excelente!

saludos

Responder

Excelente articulo. Gracias!

Responder

Que buen artículo, en verdad no soy un experto en epub, pero creo que las herramientas de Indesign han evolucionado considerablemente en el tema interactivo, dejando que: tu imaginación sea tú límite.

Por lo que veo, en tú artículo, ibooks me dá plantillas para trabajar, dejándome restringida la creación propia o el diseño propio. Cosa que; indesign no tiene.

En consideración, excelente artículo.

Saludos.

Responder

Excelentísimo artículo, completo, muy bueno.
Saludos,

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú