Reflexiones sobre el iPad

Reflexiones sobre el iPad

Ni que decir tiene que, por aquel entonces, lo que yo consideraba un libro poco tenía que ver con una novela o un ensayo. Para mí eran libros los tebeos de Mortadelo y Filemón, las historias de Astérix y Obélix, las revistas de ciencia como Muy Interesante, etc. ¿Qué tenían en común todos aquellos “libros”? La combinación de texto e imágenes a todo color.
Cuando empezaron a aparecer los primeros dispositivos de tinta electrónica (e-Ink) volví a recordar aquel anhelo de mi infancia. La ciencia había avanzado lo suficiente como para ver mi sueño convertido en realidad. Por eso, el primer contacto que tuve con ellos fue, por así decirlo, una triste decepción. Si, por fin era posible leer libros en un dispositivo similar a aquel lejano boceto pero… ¿dónde estaba el color? ¿y las imágenes? ¿que ventajas me ofrecía un dispositivo así? La única, poder llevar encima cientos de libros… Pero solo libros de texto. Había que renunciar al color, la velocidad, la calidad del texto impreso, la opcion de anotar… todo.
Unos años más tarde, el señor Steve Jobs convoca a la prensa: quiere presentar un nuevo dispositivo, esta vez un teléfono. Se llamará iPhone y cambiará para siempre el concepto de telefonía inteligente. Y de paso, sentará las bases de lo que será el dispositivo definitivo, tal vez la idea original detrás de ese nuevo interfaz táctil del que el iPhone y el iPod Touch son sólo conejillos de indias: el iPad.

¿LCD o eInk?

Los principales detractores de la utilización del iPhone como lector de libros digitales tienen en su contra tres argumentos lo suficientemente “graves” como para desestimar completamente su uso y no considerarlo si quiera como tal:
. Pantalla de pequeño tamaño y resolución escasa.
. Tecnología LCD que produce agotamiento visual en muchos usuarios.
. Duración de la batería.
Precisamente el iPad viene a ser la respuesta de Apple a estos tres puntos. Veamos.

Tamaño y resolución de la pantalla

El iPad cuenta con una espléndida pantalla de 9,7″, con una resolución de 1024×768 pixels. Esto le permite mostrar el texto con una resolución y tamaño similares a las de un dispositivo eInk de última generación, como el Kindle DX o el SONY Reader. Por lo tanto, aunque el iPad fuese simplemente un iPod Touch a lo grande, más de uno (entre los que me incluyo) se daría por satisfecho.

Kindle DX

Kindle DX

Tecnología LCD

La gran virtud de los lectores de libros digitales actualmente en el mercado es la tecnología empleada en su pantalla. Según promete, ofrece una calidad similar a una hoja de papel impreso. Sin embargo, al menos todos los modelos que he revisado personalmente, se parecen más a una fotocopia sobre papel gris claro. Para paliar esta falta de contraste es necesaria una fuente de luz intensa. Se trata de dispositivos ideales para leer al aire libre o en la playa, pero la calidad disminuye a un “suficiente” en lugares cerrados con escasa iluminación, como cafeterías, metro, bibliotecas o similares. En cuanto al color, de momento no hay nada que hacer. Se limitan a reproducir hasta 8 niveles de gris.

Video en un iPad

Video en un iPad

La tecnología LCD supone la inclusión de color y unos tiempos de refresco suficientemente bajos como para permitir la reproducción de video. Esta característica abre las puertas a publicaciones ilustradas (atlas de anatomía, revistas, manuales técnicos y un largo etcétera) al mismo tiempo que añade una característica clave e imposible en las ediciones de papel: movimiento. Por lo tanto, el iPad no es solo un mejor medio para representar todo tipo de publicación actual, sino que entra de lleno en las publicaciones del futuro en las que cada vez mas abundará el contenido multimedia, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados Internet.
Por último, en lo referente al agotamiento visual producido por pantallas LCD, se trata de un fenómeno que, efectivamente, padece un cierto número de personas pero del que no he encontrado todavía estudios o casuística suficiente como para catalogarlo como un mal mayor. Por lo tanto, si eres de los que sufre ante este tipo de pantallas, tal vez no te quede más remedio que renunciar a iPad… o esperar a que la tecnología empleada en su pantalla mejore.

Duración de la batería

La batería de un iPhone dura aproximadamente hasta 5 horas si se le da un uso intensivo al teléfono, que consiste en tenerlo permanentemente encendido, conectado vía WiFi o 3G y utilizando su pantalla de entrada. Sin embargo, según promete la página de especificaciones del iPad, su duración de batería es de 10 o más horas de uso continuado, suficiente para toda una jornada laboral. Además, si la carga es tan rápida como en el iPhone (en 1 hora el 80% y el resto en la hora siguiente), la batería no tendría que ser un problema en el uso habitual del iPad. Basándome en mi propia experiencia como usuario obsesivo compulsivo del iPhone, debo cargar el teléfono cada dos días. Por lo tanto, si el uso que hago del iPad es similar al que le doy al iPhone (lo dudo, porque no me cabe en el bolsillo y por lo tanto no estará permanentemente conmigo), calculo que recargaré la batería cada 4 o 5 días, algo totalmente aceptable. Y ocasionalmente, cuando lo utilice como máquina de escribir en sustitución de mi portátil, 10 horas de autonomía se me antoja un sueño.
Un dispositivo eInk cuenta la duración de la batería en semanas y no en horas. Pero hay que tener en cuenta que el único uso que se puede dar a uno de estos lectores es, precisamente, el de la lectura de libros. Por lo tanto, si el único motivo por el que adquirirías un iPad es el de leer libros en pantalla, te aconsejo encarecidamente un aparato con tecnología eInk. Para todo lo demás, un iPad.

Un nuevo formato editorial

Hasta ahora, los lectores de libros digitales se han limitado a trasladar lo más fielmente posible la experiencia de usuario proporcionada por el papel impreso, pero añadiendo ciertas mejoras a la par que inconvenientes. Desde el punto de vista de un lector habitual de mediana edad, poco afín a los ordenadores, estos dispositivos ofrecen muy pocas ventajas y sí muchos inconvenientes, como la necesidad de familiarizarse con un nuevo aparato, cargar la batería, no poder prestar un texto, imposibilidad de escribir o subrayar un contenido de forma rápida e intuitiva, ausencia de color, coste inicial del dispositivo, falta de un fondo editorial importante en nuestra lengua, etc. Éstas ha sido, precisamente, las causas principales de su escasa penetración en el mercado. Ha tenido que ser Amazon –y su Kindle– la que, junto a una agresiva política de precios, haya hecho saltar la liebre. Si a esto añadimos la crisis que está padeciendo el sector editorial, sobre todo en cuanto a prensa escrita se refiere, y la búsqueda desesperada de las rotativas de todo el mundo a una alternativa viable, el fenómeno de explosión de ebooks actual está servido. Ahora cualquier hijo de vecina vende y fabrica su propio lector de libros digital.
Pero aunque la oferta actual de ebooks es, cuanto menos, espectacular, no es menos cierto que siguen siendo difíciles de ver en lugares donde frecuentan personas habituadas a la lectura, como transporte público, escuelas, bibliotecas y universidades. ¿Por qué? ¿Qué es lo que falla? Pues me atrevo a afirmar que falla todo lo que no son y todo lo que no pueden ser. Es tan grande la diferencia entre una revista a todo color y un lector de libros digital que, francamente, no merece la pena, ni el dinero, ni el esfuerzo plantearse su adquisición. ¿Cómo pretenden que renunciemos a lo que ya tenemos, con mayor calidad y menor coste? ¿A cambio de qué? A cambio de nada… Los actuales lectores de libros digitales están destinados permanecer en un nicho, no salir de él y, con el tiempo, desaparecer.
Entonces ¿qué necesita un eBook para convencer a los millones de lectores del mundo que renuncien al papel en aras de una nueva y mejorada tecnología? Básicamente, esto o esto (ojo, videos en inglés).

Un nuevo formato editorial

Mag+, una alternativa al papel

Tanto Bonnier con su Mag+ como Wired han dado en el clavo. Hasta ahora son sólo la punta del Iceberg, un ejemplo de lo que pueden llegar las publicaciones del futuro, de un futuro no muy lejano, tan sólo a unas semanas de aquí, cuando el iPad y su séquito de clones invadan el mercado. Serán éstos los dispositivos que, por fin, dejen en evidencia al papel. Y entonces, lo difícil será encontrar algún motivo para seguir comprando libros, revistas y diarios incapaces de ofrecer vídeo, de aumentar para nosotros el tamaño de la letra, de mostrar un modelo tridimensional, de permitirnos interactuar con el contenido.

El iPad como alternativa a los libros de texto

El iPad en las aulas

El iPad en las aulas

El iPad y los niños

Cada ve que veo un niño de 3 a 6 años delante de un ordenador me sale un sarpullido. No existe una interfaz menos eficaz que un ratón y un teclado. ¿Cómo pretenden que aprendan los colores, los números y las letras si deben enfrentarse al reto de interactuar con una máquina de forma tan artificial? Sin embargo, el interfaz táctil del iPhone es de un aprendizaje inmediato. Lo he comprobado con mis hijos. La primera vez que les presenté el nuevo teléfono lo hice con la maravillosa aplicación Koi Pond: al arrastrar sus deditos por la pantalla el agua del estanque se movía y emitía un sonido característico. Al mismo tiempo, los peces que poblaban el estanque virtual huían despavoridos. Si mantenían el dedo inmóvil sobre la pantalla, los peces acudían y, para simular el mordisqueo, el teléfono vibraba levemente. ¿cuanto tiempo les costó entender el mecanismo del juego? ¿e interactuar con el teléfono? cero minutos : cero segundos. ¿imaginas lo que les costaría entenderlo si el juego lo ejecutase un ordenador de sobremesa? Horas.
Ahora, mis retoños son consumados usuarios del iPhone. ¿Les costará utilizar cualquier aplicación del iPad?
Extrapolemos el anterior ejemplo a las aulas informáticas actuales. Imaginemos 25 niños con 25 iPad sobre la mesa. Si son párvulos, no les costará garabatear, pulsar las letras, colores y números que les indique la maestra. Si son de cursos superiores, podrán señalar los párrafos del texto que estén repasando, tomar rápidas anotaciones sobre la marcha o completar un ejercicio de matemáticas. Todo con los dedos. Todo sobre una superficie de dimensiones similares a una libreta, sin posibilidad de “esconderse” detrás del monitor de un ordenador. Sin necesidad de dejar espacio para el ratón. Compartiendo la mesa con una goma de borrar y tal vez un lápiz y unos libros de texto “de papel”.

El iPad en la Universidad

Y en el caso de la educación superior, el simple hecho de disponer de cientos de textos académicos con información enriquecida a un precio asequible hace del iPad un Santo Grial del estudiante. Recuerdo el precio abusivo de los libros de química, anatomía o genética. Lo difícil que era entender la estructura de ciertas moléculas y enzimas viendo una imagen bidimensional. ¿Te imaginas el mismo libro en un iPad, con el tamaño de letra bien grande y con ilustraciones en 3D? ¿La posibilidad de anotar sobre el mismo libro y poder intercambiar las notas con otros compañeros? ¿Colar el iPad (convenientemente protegido) en la misma mesa en la que llevas a cabo los experimentos de física?
Si realmente queremos revolucionar la educación utilizando los recursos ilimitados que nos ofrecen la informática e Internet, qué mejor forma de hacerlo que utilizando un dispositivo tan poco intrusivo, con una autonomía tan expectacular y una manejabilidad propia de una libreta. Ahora sí, ha llegado el momento de introducir el ordenador, mejor dicho, el iPad, en las aulas.

Dos grandes omisiones

El iPad podría ser desde el mismo día de su lanzamiento el dispositivo ideal. Sin embargo, hay dos detalles que, desde mi punto de vista, lo impiden: ausencia de multitarea y de múltiples cuentas de usuario.

Multitarea

Dado que el potencial usuario del iPad posiblemente también lo sea de un ordenador personal, estará acostumbrado a intercambiar información entre aplicaciones. Sin embargo, al menos por lo que Jobs dejó entrever en la presentación del producto, el sistema operativo es el mismo que utiliza el iPhone. Así que, salvo sorpresas de última hora, cada vez que queramos cambiar del flamante procesador de textos Pages al navegador Safari para realizar consultas rápidas a la web (como hacemos todos actualmente) deberemos cerrar la aplicación, abrir el navegador, consultar la página web en cuestión, cerrar el navegador, abrir el procesador de textos, cargar el último documento abierto (si es que no lo hace de forma automática) y alcanzar el punto donde dejamos de escribir para continuar con nuestro trabajo… No muy práctico que digamos.
No sé de qué forma lo implementará si es que llega a hacerlo alguna vez, pero si el iPad va a ser el sustituto de los mini portátiles actuales (conocidos como netbooks) o una alternativa viajera de portátiles más avanzados, la ausencia de trabajar con más de una aplicación al mismo tiempo me parece grave. No obstante, conociendo a Apple, estoy casi convencido que la ansiada multitarea está al caer. Y si no, tiempo al tiempo.

Multiusuario

Steve Jobs hizo gran parte de la presentación del iPad sentado en un sofá, dando a entender la eminente orientación domestica del dispositivo. ¿Para qué perder el tiempo haciendo zapping si puedes navegar por Internet tranquilamente desde el sofá? ¿Qué mejor sitio para disfrutar de una novela o una revista que el propio hogar? Sin embargo, a no ser que estuviese hablando a un público de sigles (la palabra de moda para definir a los solteros), es de suponer que más de un miembro de la misma familia quiera acceder a su correo, ver sus películas o guardar sus favoritos en el navegador Web desde el cómodo y práctico iPad. El sistema operativo Mac OS X es multiusuario desde la primera versión y, puesto que los cimientos del iPhone OS se basan en su hermano mayor, no debería ser muy complejo permitir más de una cuenta de usuario por iPad. Hasta ahora, el iPhone no ha necesitado este requerimiento puesto que un teléfono móvil tiene, por concepto y por uso, un único usuario. Esperemos que Apple atienda al sentido común y nos alivie el bolsillo con un iPad multiusuario. Si no, al igual que antaño eran frecuentes las batallas por el control del mando a distancia del único televisor del hogar, esta vez la guerra de guerrillas promete ser interminable y cruenta. Sr. Jobs, por la unidad y fraternidad de los hogares de todo el mundo, atienda a esta súplica.

Más allá del iPad

Como ya sucedió con el exitoso iPhone, Apple ha vuelto a redefinir un mercado, a caballo entre los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles. Sin embargo, no estará sola. A raíz del anuncio del nuevo Tablet de la compañía de la manzana, la competencia no ha tardado en presentar dispositivos similares. Algunos de nuevo cuño; otros, fruto de años de trabajo en la sombra; todos ellos, aspirantes al trono. ¿Habrá un claro vencedor, como ya sucedió con el iPod en el mercado de reproductores MP3? Lo dudo. Las alternativas al iPad son muchas y con características realmente interesantes. A continuación daré un breve repaso a lo que está por venir y los puntos fuertes (y no tan fuertes) de cada uno de los dispositivos.

Apple iPad

Aplicación iBooks en el Apple iPad

Aplicación iBooks en el Apple iPad

Características:

  • Peso: aproximadamente 700 gr. dependiendo del modelo.
  • Duración de la batería: 10 h (video)/1 mes (reposo)
  • Tamaño de la pantalla: 9,7″
  • Tecnología de pantalla: LCD
  • Sistema operativo: IPhone OS
  • Número de aplicaciones: más de 140.000
  • Capacidad de almacenamiento: 16/32/64 GB
  • Cámara frontal: No
  • Precio: 499 $

A favor:

  • Es el nuevo niño mimado de Apple, una compañía caracterizada por su obsesión en la facilidad de uso, diseño y simplicidad de los dispositivos que fabrica.
  • Con el tiempo irán añadiendo mejoras y limando asperezas, gracias a las actualizaciones gratuitas de su sistema operativo.
  • La batería dura 1 mes en reposo: puedes olvidarte el cargador durante una semana si lo utilizas menos de 2 hora al día.
  • Peso específico en el mercado multimedia y ahora también en el editorial, se trata de una de las pocas compañías capaces de llegar a acuerdos de distribución con los grandes medios de creación de contenidos: música, cine, televisión, prensa y libros, por lo que diversión y entretenimiento no te va a faltar.
  • Disponibles más de 140.000 aplicaciones… y subiendo.

En contra:

  • La tecnología de pantalla que ofrece es buena, pero intuyo que un acuerdo con Pixel Qi la hubiese llevado a la excelencia.
  • La obsesión de Apple por crear un ecosistema completo y cerrado. Si estás a gusto en él, no hay problema, pero olvídate del libre mercado.
  • En un año, la versión de iPad que compres quedará obsoleta.
  • La ausencia de una cámara de video frontal acaba con la posibilidad de video conferencia desde el sofá.
  • No reproduce contenidos Flash (aunque si éstos no están adaptados a un entorno táctil, tampoco tienes nada que perder).

Fusion Garage Joojoo

El dispositivo joojoo

El dispositivo joojoo

Características:

  • Peso: 1100 gr.
  • Duración de la batería: 5 h (WiFi)
  • Tamaño de la pantalla: 12,1″
  • Tecnología de pantalla: LCD
  • Sistema operativo: IPhone OS
  • Número de aplicaciones: más de 140.000
  • Capacidad de almacenamiento: 4 GB
  • Cámara frontal: Sí
  • Precio: 499 $

A favor:

  • El tamaño de pantalla y la capacidad de reproducir video Full HD.
  • Reproduce contenidos Flash.
  • Encendido ultrarrápido: en sólo 9 segundos.

En contra:

  • Peso excesivo.
  • Duración de batería.
  • Todavía un proyecto de futuro.

Notion Ink Adam

Adam, la propuesta de NotionInk

Adam, la propuesta de NotionInk

Características:

  • Peso: 650 gr
  • Duración de la batería: 16 h (video)/ 8 h (web) / 48 h (reposo)
  • Tamaño de la pantalla: 10,1″
  • Tecnología de pantalla: LCD transflectiva
  • Sistema operativo: Android
  • Número de aplicaciones: miles (Android Market)
  • Capacidad de almacenamiento: 16/32 GB, ampliable mediante tarjeta SD
  • Cámara frontal: Sí, puede rotar para apuntar adelante o hacia atrás.
  • Precio: n/d

A favor:

  • Decididamente, la tecnología de la pantalla, que acerca lo mejor de los dos mundos: color y movimiento del LCD combinado con la legibilidad y bajo consumo de eInk
  • Reproduce contenidos Flash.
  • Sistema operativo Android, con una calidad cada vez más similar a la de Apple, pero con un precio demoledor: 0€. Cada vez más y más dispositivos de multitud de fabricantes lo incorporan.

En contra:

  • Interfaz de usuario no tan pulida como la del iPad.
  • Escasez de aplicaciones (aunque con el tiempo, dejará de ser un problema)
  • Todavía un proyecto de futuro.
  • Diseño poco elegante: demasiados botones, demasiadas ranuras y demasiadas partes móviles para un dispositivo que debe viajar con nosotros y resistirlo todo.

Converged Devices Vega

Vega, otra alternativa que correrá Android

Vega, otra alternativa que correrá Android

Características:

  • Peso: 1.300 gr
  • Duración de la batería: 4 h.
  • Tamaño de la pantalla: 15,6″
  • Tecnología de pantalla: LCD
  • Sistema operativo: Android
  • Número de aplicaciones: miles (Android Market)
  • Capacidad de almacenamiento: 32 GB, ampliable mediante tarjeta SD
  • Cámara frontal: Sí
  • Precio: n/d

A favor:

  • Tamaño de pantalla
  • Rendimiento (se le supone, pues incorpora un procesador dual).
  • Sistema operativo Android, con una calidad cada vez más similar a la de Apple, pero con un precio demoledor: 0€. Cada vez más y más dispositivos de multitud de fabricantes lo incorporan.

En contra:

  • Peso excesivo
  • Tamaño demasiado grande como para llevarlo encima a muchos sitios
  • Un proyecto de futuro
, , , , ,
Entrada anterior
Creación de libros electrónicos en formato EPUB con InDesign CS4
Entrada siguiente
IBooks Author vs InDesign CS5.5 ¿Competidores o complementarios?

Entradas relacionadas

media query

Media queries: un ePub para dominarlos a todos

Dice el refrán: si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma irá a la montaña. Aplicado al mundo del libro digital, si nuestro fichero ePub no se muestra como es debido en un determinado dispositivo, podemos crear un CSS que se adapte a sus limitaciones concretas. ¿Cómo? Mediante el uso de una técnica tan potente como fácil de implementar. Bienvenido al mundo de las llamadas media queries.

Leer Más
automatización publicaciones nousmedis ePUB inDesign catálogos libro electrónico editorial

Automatización de publicaciones en APA, un caso de estudio

Gracias a la automatización de sus publicaciones, Apa Publications (especializada en guías de viajes) logró reducir a la mitad el tiempo la producción de sus más de 400 títulos impresos.…
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú